Deportes

Gallego Christian Abreu-Hidalgo//
Transporte marítimo y logística

Christian Abreu Hidalgo
Transporte marítimo y logística

Me he permitido en las dos últimas entregas conocer más a fondo la crisis de los contenedores y su impacto en la economía internacional. Dicha crisis aparentemente ha tenido su origen con el advenimiento del Covid-19 que desde principios del 2020 ha azotado al mundo causando graves estragos de dolor y muertes a millones de seres humanos. También, la fatídica pandemia causó estragos a la actividad económica mundial, paralizando las economías nacionales que se vieron obligadas a despedir a centenares de miles de trabajadores y cierre de fabricas y otras actividades fabriles. La pandemia o el Sars-Covi-2, presuntamente se incubó en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, en la China central, y sus efectos mortíferos se han esparcidos por casi todos los países del planeta. La situación del transporte marítimo ha llegado a un punto de inflexión tal que, hasta la fecha, cientos de miles de contenedores no encuentran depósitos en los puertos de mayor tráfico mundial como es el caso de Estados Unidos y otras naciones. A la pandemia del Covid-19 se le atribuye como la principal causa del atascamiento de los buques transportadores de mercancías, que vienen, principalmente del Asia Oriental, y que la complejidad logística que le acompaña aun no encuentra salida expedita a esta situación. Expertos en la materia opinan, que, como consecuencia de este atascamiento de líneas marítimas, los fletes de los contenedores han experimentado alzas monumentales nunca visto en el comercio mundial. La aprensión es tan evidente, que en las proximidades del período navideño donde millones de consumidores se lanzan a comprar frenéticamente los regalos y otras amenidades, el temor de unas fiestas apagadas aún no ha desaparecido. Es la época de mayor consumo y compras se teme que con la paralización de la desaduanización de las mercancías, que éstas no lleguen a las tiendas y anaqueles de las grandes cadenas de distribución y ventas que millones de consumidores esperan ansiosamente en esta época navideña. Hasta ahora, no se ve una luz en el túnel, aunque ya se ha comenzado la labor de agilización de los contenedores en los puertos mundiales de mayor actividad comercial. Nosotros entendemos que, con el vertiginoso avance de la tecnología y la comunicación digital y satelital, la solución, contrario a una corriente de opinión que ve como lejana la solución al descongelamiento, estaría como diríamos, casi a la vuelta de la esquina. ¡Esperemos!