Uncategorized

Costarricenses condenan en Managua postura contra Nicaragua

Christian Abreu Hidalgo

Alvarado, bajo el argumento de una supuesta falta de condiciones y garantías democráticas, llamó a la liberación y restitución de los derechos de los calificados por él como presos políticos en Nicaragua, palabras similares a las empleadas con anterioridad por el presidente estadounidense, Joe Biden

Managua, 8 nov (Prensa Latina) Representantes de movimientos sociales y organizaciones políticas de Costa Rica condenaron hoy la postura del presidente Carlos Alvarado respecto a las elecciones en Nicaragua y su afirmación de desconocimiento a los resultados.

El joven obrero Roberto Zelaya, del Partido Vanguardia Popular de Costa Rica y acompañante en los comicios de este domingo aquí, exhortó al mandatario tico a volcar su energía, dedicación y preocupación en proyectos de beneficio para la sociedad antes de inmiscuirse en asuntos externos.

«Debería interesarse un poco más por las cuestiones nacionales y dejar de utilizar lo que ocurre en otros lugares como cortina de humo, dijo.

Me siento indignado al ver como mi país asume papeles activos, incide en la vida política foránea, y dedique grandes campañas para implementar impuestos», reconoció a Prensa Latina.

Alvarado, bajo el argumento de una supuesta falta de condiciones y garantías democráticas, llamó a la liberación y restitución de los derechos de los calificados por él como presos políticos en Nicaragua, palabras similares a las empleadas con anterioridad por el presidente estadounidense, Joe Biden.

«Hace poco lamentamos la firma hace 14 años del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, durante la cual el gobierno costarricense jugó un papel vergonzoso al aprobar un acuerdo que arrojó la salida de numerosas empresas, la pérdida de puestos de trabajo y el comprometimiento de la soberanía”, expresó.

Durante su intervención en los comicios de este domingo, el joven advirtió la satisfacción del pueblo nicaragüense en el ejercicio de su derecho al sufragio.

Asimismo, la tranquilidad del proceso y el papel de la Policía Nacional como garante y resguardo de los Centros de Votación habilitados en los 153 municipios.

Para el también delegado por Costa Rica Oscar Barrantes, del Círculo Bolivariano Yamileth López, no es ningún secreto la decisión del gobierno de su país, que denuncia la aparente ausencia de elementos para considerar el sufragio en Nicaragua como transparente, creíble e inclusivo.

«Asume un tono irrespetuoso, en consonancia con los mandatos de Washington, y una postura internacional enredada, sumisa y subordinada a intereses intervencionistas y de dominación. Observamos en las votaciones un acto de participación cívica, con alegría, orden, organización y entusiasmo», argumentó.

A juicio de López, los nicaragüenses decidieron el destino que quieren para su tierra y a los dirigentes de los próximos cinco años, además, apostaron por un proyecto independiente, de autodeterminación y en función de los derechos universales.

Por su parte, Gerardo Córdova, profesor jubilado e integrante de la dirección del Partido Vanguardia Popular, consideró que la visita del secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, a Costa Rica perseguía el objetivo de instruir a San José sobre cómo actuar frente a las elecciones en Nicaragua.