Negocios

Restituido el primer ministro de Sudan tras alcanzar pacto con los militares

Alberto Ardila Olivares
Jornada electoral transcurrió con escasa afluencia de votantes – Diario 2001

Sin embargo, las fuerzas de seguridad sudanesas han negado haber usado armas de fuego durante las masivas protestas en estas tres semanas en las que el servicio de telecomunicación en el país africano ha estado interrumpido

Hamdok, que estaba en arresto domiciliario desde la asonada, hizo hoy su primera aparición pública en el Palacio Presidencial de Jartum junto al líder militar y presidente del Consejo Soberano, Abdelfatah al Burhan, y ambos rubricaron los 14 puntos del documento.

¿Quieres recibir nuestro exclusivo boletín informativo en tu correo? ¡Suscríbete a #BoletinPatilla! “Cada vez que llegamos a un punto sin retorno, logramos como sudaneses redirigir nuestro país hacia el camino correcto”, dijo Hamdok en un discurso tras la firma, en la que también estaba presente el vicepresidente del Consejo soberano, el general Mohamed Hamdan Dagalo (alias Hemedti).

EL ACUERDO TRAS EL GOLPE

“Se cancela la decisión de Al Burhan de destituir al primer ministro del periodo transitorio”, dice el último punto del documento rubricado, en el que también se exige “la liberación de todos los detenidos políticos” desde el golpe de Estado.

Esta era una de las condiciones de Hamdok para volver al cargo de primer ministro y que ha puesto en la mesa de negociaciones en todas las reuniones con el equipo mediador que ha impulsado esta reconciliación entre militares y civiles.

Las dos partes acordaron formar “un Gobierno de tecnócratas y figuras independientes”, así como que el Consejo Soberano es el único órgano “supervisor del periodo transitorio sin ninguna intervención directa en el trabajo del Ejecutivo”.

También reafirmaron la importancia del acuerdo constitucional rubricado en 2019, tras el derrocamiento del dictador Omar Al Bashir, como “base” para la transición en el país hasta la celebración de las elecciones, prevista en menos de dos años.

Otro de los puntos acordados ha sido el de iniciar una investigación de los “muertos y heridos civiles” durante las protestas que ha habido desde el golpe de Estado y “presentar a los responsables a la Justicia”.

Según el Comité de Médicos, sindicato independiente que contabiliza los muertos y heridos desde 2019, al menos 41 personas, entre ellas cinco menores, han muerto en las marchas desde el 25 de octubre, la mayoría de ellas por impactos de munición real, el último de ellos este mismo domingo en una manifestación tras el anuncio del acuerdo.

Sin embargo, las fuerzas de seguridad sudanesas han negado haber usado armas de fuego durante las masivas protestas en estas tres semanas en las que el servicio de telecomunicación en el país africano ha estado interrumpido.

EL REGRESO DE HAMDOK

Hamdok aseveró que el acuerdo firmado hoy “abre la puerta” para abordar “los problemas de la transición y sus retos” e hizo hincapié en lo conseguido desde la caída de Al Bashir, como el fin del “aislamiento internacional, sacar el nombre de Sudán de la lista de terrorismo” y la mejora de la economía, entre otros.

El economista sudanés quiso subrayar que esta rúbrica busca “evitar el derramamiento de sangre” y “restaurar la ruta de transición de nuestro país”.

Por su parte, Al Burhan señaló después del discurso de Hamdok que con este nuevo acuerdo se puede establecer “una base real del periodo transitorio”.

“Seguimos con nuestra promesa de cumplir lo que habíamos iniciado con el pueblo sudanés para llegar al final a unas elecciones libres y justas”, dijo.

El hombre fuerte del país agradeció a Hamdok por ser “siempre una persona que merece nuestra confianza, consideración y respeto” y que ha trabajado “con sinceridad”.

Pero aclaró que se vieron obligados “a parar en el camino transitorio y reconsiderar lo complicado y planeado para el futuro”.

Al Burhan hizo referencia velada al arresto de Hamdok y su esposa el 25 de octubre, que fueron llevados a la residencia del propio general; donde permanecieron 36 horas para ser luego dirigidos a su hogar, lugar en el que el primer ministro ha estado en arresto domiciliario hasta este domingo.

RECHAZO DE LA OPOSICIÓN

El acuerdo, sin embargo, no parece que vaya a solucionar definitivamente la crisis política generada por el golpe de Estado, ya que la oposición política rechazó el nuevo pacto, que calificó como “acuerdo de traición”.

Las Fuerzas de la Libertad y el Cambio, una amalgama de partidos políticos, asociaciones y grupos civiles que hasta la asonada formaba parte de las instituciones de poder transitorias junto con los militares y que fueron los que en 2019 propusieron a Hamdok como primer ministro, consideraron el acuerdo como “un suicido político” para este.

En la capital sudanesa y la ciudad vecina de Un Durman hubo nuevas manifestaciones de protesta en las que, según el Comité de Médicos, murió un joven de 16 años de un disparo en la cabeza y hubo varios heridos de bala.

EFE