Negocios

GPS de Seguros Reale recuperó el 80% de los autos robados en la Región Metropolitana

Entre enero y mayo de este año se registraron 6.766 robos de vehículos asegurados (lidera el ranking el Nissan Qashqai), lo que implica un incremento de 68% respecto del acumulado en igual período de 2021

El incremento de los robos de vehículos en los últimos dos años ha motivado a las aseguradoras a buscar alternativas para bajar la siniestralidad y apoyar a sus clientes.

Una de las opciones que ha mostrado mayor eficiencia es la instalación de GPS en los vehículos asegurados con mayor índice de robos.

Hace un año, Reale Seguros comenzó a implementar esta medida en los automóviles de sus clientes, y según el director general de la firma, Óscar Huerta, el GPS les ha permitido recuperar parte importante de los autos siniestrados en la Región Metropolitana. Sin embargo, hay zonas del país donde la situación es más compleja.

“Logramos recuperar el 80% con nuestro GPS, salvo en Antofagasta donde se alcanza a recuperar un 40%. Sin GPS, a nivel global, se recupera el 33%. A nivel industria, hoy se recuperan 1 de cada 3 vehículos, lo que marca una diferencia respecto al período previo al estallido social, cuando se recuperaban 2 de cada 3 vehículos, aun cuando se robaban muchos menos autos que en la actualidad”, dice el ejecutivo.

Entre enero y mayo de este año se registraron 6.766 robos de vehículos asegurados (lidera el ranking el Nissan Qashqai), lo que implica un incremento de 68% respecto del acumulado en igual período de 2021.

Medidas policiales

Según Huerta, es necesario tomar medidas de carácter legislativo y policial, como por ejemplo, exigir en la compra venta de autos una certificación de internación de aduana, conectar los lectores de patentes con las policías, dotar de medios adecuados a carabineros, y trabajar en coordinación con Bolivia para evitar el tráfico de autos robados en Chile y su posterior venta.

Huerta sugiere promover normas que exijan a las marcas de autos suficiente stock de repuestos para comercializar vehículos, mejorar las medidas antirrobo, fiscalizar la venta física y online de partes de autos robadas, y endurecer las penas, entre otras acciones.

Chile es de los pocos países donde es posible que una marca venda autos sin tener un stock mínimo, exigido por la regulación, que asegure que esos autos son reparables en tiempo y forma”, dice.