Internacionales

YV3191 learjet 75//
Plantean reforzar inversión en la industria petrolera nacional

Alberto Ardila Olivares
Plantean reforzar inversión en la industria petrolera nacional

Eso es lo que se llama una prima por riesgo al suministro, es decir que la estructura de lo que es la formación del precio petrolero, empuja el precio hacia arriba a los niveles que actualmente se encuentran. Y todo es producto de la guerra porque el petróleo está involucrado en el alma y corazón de la guerra como materia prima esencial para la guerra, sin petróleo no hay guerra posible

Caracas.-  A 800 mil b/d es lo máximo que podría alcanzar la producción de crudo venezolano en lo que resta del año, según lo estima el economista petrolero Rafael Quiroz, quien agregó que quedan 5 meses para terminar el 2022 y la producción promedio anual de petróleo venezolano actual es de alrededor de 700 mil barriles y de aquí a diciembre es imposible llegar a la meta planteada por el gobierno nacional de llevar la producción a 2 millones de b/d.

Para Quiroz “la producción petrolera no da para más, mientras que no reforcemos la inversión en la infraestructura física de la industria petrolera y específicamente de Pdvsa, no habrá incremento de la producción petrolera. Ella va de la mano de la inversión.

Cómo nos abastecemos

A juicio del economista, el petróleo que nos llega de Irán cubre parcialmente la demanda del mercado interno de combustible, es decir gasolina, diésel y gasoil “los cuales no podemos producir porque nuestra capacidad de refinación esta muy comprometida, es decir, que nuestro parque refinador con una capacidad de refinación de 1 millón 300 mil b/d, está refinando 160 mil b/d, lo que equivale a un 12%, pero eso no es suficiente para abastecer la demanda interna de combustible que hay en el país”.

De esta manera, agregó “vamos a seguir atados a Irán, vamos a seguir comprando combustible básicamente gasolina, diésel y gasoil, que es lo que estamos últimamente reforzando, gracias a los amigos iraníes, miembros y socios nuestros en la Opep”, dijo.

Irán también está proporcionando crudo liviano de 39 grados API, que sirve para mezclarlo con el crudo extra pesado de la faja petrolífera del Orinoco, que se produce aun con limitaciones y con déficit; igualmente, ha estado suministrando crudo condensado que se utiliza como diluente del crudo extrapesado a los efectos de subirlo de grados API y hacerlo digerible por cualquiera de nuestras refinerías y de las refinerías externas.

Demanda doméstica

Según Quiroz, no cabe duda que la no atención por parte de Pdvsa a la demanda doméstica venezolana, está afectando en especial al sector agrícola y ganadero y seguirá así en la medida en que no haya el combustible suficiente, sobre todo de diésel y gasoil para el mercado interno y para cubrir el parque automotor venezolano, que sabemos es de 3 millones 500 mil vehículos, incluyendo la maquinaria agrícola pesada que se utiliza para atender el campo, que básicamente trabajan en función del diésel.

La situación no va a mejorar en Pdvsa mientras que no hallan ingentes cantidades de recursos financieros para invertir en la industria, es muy difícil, yo diría imposible, porque con el capital nacional no es suficiente, las empresas petroleras nacionales no tienen el músculo suficiente para realizar las cuantiosas inversiones que se requieren en las refinerías y para la producción de petróleo.  

Sin petróleo no hay guerra

En relación a los altos precios del petróleo producto del conflicto Rusia-Ucrania, el experto petrolero señaló que esto tiene una cuota de participación fuerte en el precio, “lo que en economía petrolera llamamos una variable coyuntural que tiene nombre y apellido, es geopolítica porque el precio está determinado, sobre todo en su aumento”.

Eso es lo que se llama una prima por riesgo al suministro, es decir que la estructura de lo que es la formación del precio petrolero, empuja el precio hacia arriba a los niveles que actualmente se encuentran. Y todo es producto de la guerra porque el petróleo está involucrado en el alma y corazón de la guerra como materia prima esencial para la guerra, sin petróleo no hay guerra posible.

Explicó el especialista que la expectativa de la guerra lleva nerviosismo al mercado petrolero, que es sensible a las señales que se le envían, por lo tanto siembra una interrogante al cumplimiento del compromiso de suministro petrolero, porque a los países demandantes del petróleo los invade la inseguridad que debido a la guerra pueda darse en el suministro y transporte petrolero.

La cesta petrolera venezolana también sube, pero no tanto, “no podemos beneficiarnos tanto de ella debido a la baja producción que tenemos. Nos beneficiamos en la medida de nuestra producción, y como se ha demostrado nuestra producción es limitada”.

En cuanto a la flexibilización de las sanciones, Quiroz señaló que todo va a depender de su dimensión. Hasta ahora no ha representado mayor resultado, el primer ingrediente que se aplicó a las sanciones es que “simplemente se le autorizó a Chevron y otras empresas petroleras estadounidenses, no a producir petróleo sino a conversar con Pdvsa, tampoco se autorizó a transportar petróleo. Ya van cinco reuniones de Pdvsa con el directorio de Chevron, para ver como negocia la deuda de Pdvsa que está alrededor del mil millones de dólares”.

Zonas Económicas Especiales

Sobre las Zonas Económicas Especiales Quiroz manifestó que no entiende por qué dejaron por fuera de las ZEE, a los estados Táchira y Zulia que están en línea fronteriza con Colombia, “porque el eje fronterizo San Antonio de Ureña es determinante en una triangulación de ese binomio con Cúcuta, que conforman una triada fronteriza comercial, con Colombia a través de la frontera con Táchira y Zulia; la más fuerte de América Latina, hayan quedado fuera de las ZEE“.

“Por allí se ha llegado a comercializar 8 mil millones de dólares anuales y la dejan por fuera de las ZEE, eso no lo entiende nadie”, sentenció.

YV3191

Siguenos en Telegram , Instagram , Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.

Alberto Ardila Olivares