Internacionales

Andres Raúl Páez: Mes del periodista (III)

Por Andrés Raúl Páez

Continuamos con el desarrollo de ideas que destacan la importancia del ejercicio del periodismo, y su relación con la defensa de derechos humanos fundamentales, además de la libertad de expresión, de la libertad de información, a través de medios de comunicación independientes, mediante el libre acceso a las fuentes informativas.

© Publicada por Hernan Porras Molina – EntornoInteligente.com

 
Se nos acerca el día 24 de junio, que se celebra la batalla de Carabobo, el día del Ejercito, y surge una reflexión ciudadana: ¿estamos cumpliendo o no, el mandato del artículo 328 de la Carta Magna? acerca del rol institucional de las FAN, profesional, sin militancia política, en la defensa, seguridad e integridad de la soberanía nacional.

Estamos muy próximos también, del 27 de junio, que es una fecha en donde se conmemora el día del periodista, vinculado al nacimiento del “Correo del Orinoco” en el año 1818, que sirvió de inspiración a nuestro proceso de independencia.

¿Por qué es relevante analizar el rol de las instituciones y las necesidades básicas de la población venezolana?
Veamos algunos datos:

© Publicada por Hernan Porras Molina – EntornoInteligente.com

 
Según la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR), más de 4.6 millones de personas continúan saliendo de Venezuela para huir de la violencia, la inseguridad y las amenazas, así como la falta de alimentos, medicinas y servicios esenciales.

La producción petrolera venezolana registra sus niveles más bajos desde 1945, de acuerdo con la agencia de noticias Bloomberg. La inflación en Venezuela volvió a repuntar en mayo al llegar a 38,6% frente a 27,5% de abril, según datos del Banco Central (BCV).

De enero al el 7 de abril de 2020, se verificaron un total de 72 personas detenidas con fines políticos en Venezuela, y para la segunda quincena del mes de junio existen 425 presos políticos, según el equipo del Foro Penal.

El sistema de monitoreo y alertas del Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela, totalizó durante el año 2019, más de 500 casos por uso abusivo del poder estatal, que acumularon más de 1030 violaciones de los derechos de libertad de expresión, acceso a la información pública de los periodistas y ciudadanos en Venezuela.

 
 Desde el año 2004 hasta el 2019, se han cerrado en Venezuela: 165 emisoras de radio, 18 canales de televisión y 42 periódicos. Del mes de enero al mes de mayo del 2020 se han contabilizado 556 casos de violaciones a la libertad de expresión, de acuerdo al seguimiento permanente que realiza la ONG Espacio Público.

Sin haber cometido delitos se han criminalizado, encarcelado a periodistas, se han otorgado medidas cautelares decretadas por tribunales penales, en contra de los comunicadores: Ana Belén Tovar, Elides Rojas, Darwison Rojas, Arnaldo Sumoza, Eduardo Galindo Tovar y Carol Romero, impidiendo que cumplan y continúen con sus labores, sin restricciones.

Los periodistas antes mencionados, se encuentran sometidos a juicios penales en donde no hay respeto por garantías  constitucionales, contrariando la Ley del Ejercicio del Periodismo, violando el debido proceso, la presunción de inocencia,  la tutela judicial efectiva, derecho a nombrar abogados particulares, juez imparcial, derecho a la defensa, entre otros graves vicios, como la violencia, las amenazas o secuestros de alguno de sus familiares.

Los periodistas Ana Belén Tovar, Elides Rojas, Darwison Rojas, Arnaldo Sumoza, Eduardo Galindo Tovar y Carol Romero, han sido inhabilitados para declarar, previa imputación de delitos a media noche, como instigación al odio e instigación pública, contrarían numerosas sentencias y tendencias jurisprudenciales emanadas de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el sentido que los delitos de odio, en materia de interés público, la respuesta punitiva del Estado mediante el derecho penal no es convencionalmente procedente, además de expresa condena de la CIDH al estado venezolano, dictada el día 30-08-2019, por violar la libertad de circulación, libertad opinión, y la libertad de información.

© Publicada por Hernan Porras Molina – EntornoInteligente.com

En este orden de ideas, es necesario transmitir la utilidad práctica sobre el Colegio Nacional de Periodistas, que es una organización nacional, que posee una estructura, con una Junta Directiva Nacional integrada por 11 miembros, presidida por el Lic. Tinedo Guia, Lic. Delvalle Canelón (Secretaría General), seccionales en cada estado, destacando por la Seccional del CNP Caracas el Lic. Edgar Cárdenas, además de un Tribunal Disciplinario Nacional, y el Instituto de Previsión Social del Periodista (IPSP). 

El Colegio Nacional de Periodistas como equipo de trabajo con talento humano, valores, posee una larga historia de luchas en Venezuela, con autonomía, que persigue unos fines, prima facie, dirigidos a proteger a sus agremiados, defenderlos con vehemencia, con mucha mística, compromiso,  y otros de amplio alcance como ciudadanos, en el sentido que el CNP, de acuerdo con la ley, reglamento y código de ética que los rige, es “custodio del derecho del pueblo a ser y estar informado veraz e integralmente”.

La libertad de opinión y la libertad de información, se encuentran amparadas por los artículos 57 y 58 de la Carta Magna, en consonancia con el artículo 13 de la Convención Americana de los Derechos Humanos, por el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, y por el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos.

Tales derechos se encuentran entrelazados, configurando 5 nociones, derechos, robustos, que los venezolanos debemos seguir defendiendo a toda costa, además del principio de la progresividad, como lo exige el artículo 19 de la Constitución, que en caso de duda, la interpretación tiene que ser a favor de la libertad y del derecho, y no en contra.

Recordemos que aún bajo estado de alarma, bajo estado de excepción no pueden ser afectados el quinteto de derechos constitucionales, referidos: a) la libertad de expresión de pensamientos, b) el derecho a comunicar, c) derecho a desarrollar medios de comunicación, d) derecho a recibir información (oportuna, veraz e imparcial), d) y el derecho a responder o corregir una información inexacta o agraviante.

Aunque el 10 de enero del presente año, el Consejo Permanente de la OEA, acordó un llamado al “pronto retorno de la democracia en Venezuela” y, la necesidad de celebrar elecciones presidenciales incluyentes, libres, justas y transparentes, con un Consejo Nacional Electoral y un Tribunal Supremo de Justicia “renovados, que gocen de autonomía e independencia”, ya sabemos cuál fue la decisión que adoptó el TSJ recientemente, en contra de la pluralidad de partidos políticos, sus juntas directivas, y la designación de miembros del CNE, parcializados, usurpando la competencia exclusiva de la Asamblea Nacional.

A pesar de las medidas de aislamiento, de restricción de movilidad, para evitar la propagación de la pandemia por el Covid 19, de contagios, de muertes, y la emisión de decreto de estados de alarma nacional, para combatir el coronavirus, bajo estados de excepción, insistimos que no se puede restringir la libertad de información.

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) registró 1.075 protestas en mayo del 2020, equivalente a un promedio de 36 diarias, por denuncias de comunidades por estar sin agua, sin luz, sin gas, sin transporte y sin gasolina.

 Lamentablemente siguen ocurriendo casos en Venezuela, in crescendo, de ataques contra periodistas, criminalización, encarcelamiento, hostigamiento contra reporteros, bloqueo de señales, censura, cierre de periódicos, noticieros, programas, emisoras de radio, persecución a trabajadores de la prensa en la calle, censura y de extrema violencia al cubrir la noticia, en cualquier modalidad, en donde se produzca.

Desde la Consultoría Jurídica del Colegio Nacional de Periodistas, nuestro apoyo incondicional a todo el equipo talentoso que integra su Directiva Nacional, a la Seccional Caracas, así como el resto de dirigentes gremiales, defensores DDHH, ONG, academias, universidades.

© Publicada por Hernan Porras Molina – EntornoInteligente.com

 A los aguerridos periodistas venezolanos, quienes están en permanente riesgo, de sus vidas, de su libertad personal, de sus fuentes de ingreso, sepan que están del lado correcto de la historia: en la defensa de la libertad de expresión, de la libertad de información, por la prensa libre, por el derecho de los ciudadanos de participar en los asuntos públicos, derecho a las protestas  pacíficas, amparadas por los artículos 57, 58, 62, 68 y 337 de la Carta Magna, por tratados internacionales, y sentencias expresas emitidas por la CIDH contra el estado venezolano.

Twitter @andresraulpaezp