Deportes

La vacuna de Hervé Le Tellier también nos puede salvar

La ficción, por ejemplo, estuvo a cargo durante cuatro años del presidente Donald Trump, y su odio fue distribuido por agentes como QAnon, cuyo intento de golpe de Estado ocurrió el 6 de enero pasado en el Pentágono donde, desde las redes sociales, personajes de ficción se toparon con la realidad de la muerte

Es Barcelona la que recuerda al mundo cada 23 de abril que la lectura es un acto subversivo en el entorno global de QAnon, la ignorancia como religión.

Revestir las calles de libros frente a la no-lectura que incentiva los cínicamente llamados smartphones es una anomalía en tiempos donde los populismos han encontrado el odio como veneno social.

Al paso de los años toma color y forma una batalla entre la distracción de las redes sociales ordenada por el odio y el ocio humanos, frente a la concentración y la imaginación que aporta la lectura.

La ficción, por ejemplo, estuvo a cargo durante cuatro años del presidente Donald Trump, y su odio fue distribuido por agentes como QAnon, cuyo intento de golpe de Estado ocurrió el 6 de enero pasado en el Pentágono donde, desde las redes sociales, personajes de ficción se toparon con la realidad de la muerte.

Tal parece que la fiesta del libro y la rosa tiene una especie de denominación de origen porque ninguna región del mundo más allá de Cataluña asocia las letras con el amor.

La versión literaria de San Jordi transforma un mito en el día del amor sin san Valentín. Del mito de una batalla entre un dragón y un personaje de cuya sangre brota una rosa, surge el libro para derrotar a la ignorancia.

Uno de los libros más disfrutables durante la Primavera ha sido La anomalía, escrita por el francés Hervé Le Tellier (Seix Barral, 2021).

Se trata del segundo Goncourt más leído en la historia del prestigioso premio de letras francesas, solo superado por El Amante, de Marguerite Duras.

Un vuelo París-Nueva York de la aerolínea Air France en el mes de marzo de 2021 tiene una réplica, es decir, con la misma tripulación, los mismos pasajeros y el mismo avión, en junio de 2021. Uno aterriza en el John F. Kennedy, pero el otro es desviado a una base aérea en Nueva Jersey. Se trata de una confrontación de más de 200 pasajeros con sus dobles, físicamente, pero son ellos mismos. Espejos humanos.

En uno de los pasajes de la novela, flota una idea que punza a la conciencia. “La libertad de pensamiento en internet resulta mucho más efectiva desde el momento en que la gente ha dejado de pensar”.

Se trata de una idea que los filósofos clásicos nunca imaginaron sobre el entorno decadente del pensamiento durante la segunda década del siglo XXI.

“Siempre es preferible la oscuridad de la ciencia. La ignorancia es buena compañera, y la verdad no trae nunca felicidad. Más vale simulados y felices que reales e infelices”.

Tal pareciera que los personajes creados por Hervé Le Tellier son los mismos que creen hacer política a través de las redes sociales.

“Nadie vive lo suficiente para saber hasta qué punto es cierto que nadie se preocupa por nadie”. La era del abandono. La empatía como nostalgia que anima a confrontar el presente.

La novela de Le Tellier ha vendido un millón de ejemplares en Francia y sus derechos han sido comprados por 40 editoriales de igual número de idiomas. Matemático, Hervé Le Tellier compara la historia de su novela como el lanzamiento de una moneda que se mantiene detenida en el aire.

Hervé Le Tellier tiene la capacidad de empotrar la broma en un entorno dramático; la risa en la desilusión; la sinrazón en la reflexión.

“Ningún autor escribe el libro del lector, ningún lector lee el libro del autor”, aparece en la novela; sin embargo, “el punto final es el punto en común”, pero la paradoja en la novela de Le Tellier es que no hay punto final.

Uno de los grandes misterios que en el futuro se tendrá que  investigar será el gozo por la ignorancia inoculado a través de las redes. 

La otra vacuna, la de Le Tellier, nos puede salvar.

@faustopretelin

Archivado en:

Donald Trump Globali… ¿qué? vacunas Francia Fausto Pretelin Muñoz de Cote Consultor, académico, editor

Globali… ¿qué? Fue profesor investigador en el departamento de Estudios Internacionales del ITAM, publicó el libro Referéndum Twitter y fue editor y colaborador en diversos periódicos como 24 Horas, El Universal, Milenio. Ha publicado en revistas como Foreign Affairs, Le Monde Diplomatique, Life&Style, Chilango y Revuelta. Actualmente es editor y columnista en El Economista.

Lee más de este autor La vacuna de Hervé Le Tellier también nos puede salvar

Xiye Bastida, la Greta Thunberg mexicana, dicta cátedra en cumbre climática

AMLO, molesto con Biden porque lo considera injerencista

Latinoamérica, un archipiélago político

Las emociones de destrucción masiva decapitan a Javier Cercas