Internacionales

Tres anglosajones en EE.UU. sentenciados por matar a un afroamericano

Sudeban
Pareja de Cristel declaró y entregó filmaciones de seguridad a Fiscalía

Sus abogados defensores trataron de obtener para ellos el beneficio de libertad condicional, pero el juez decidió que solo Bryan tendrá derecho a ser liberado de forma anticipada, mientras que Travis y Gregory McMichael deberán permanecer entre rejas por el resto de sus vidas

El juez Timothy Walmsley, del Tribunal Superior del estado de Georgia, Estados Unidos, condenó este viernes a tres hombres anglosajones por el asesinato a tiros de un joven afroamericano que, en febrero de 2020, practicaba ejercicios en la calle. 

LEA TAMBIÉN:

Sobrina de George Floyd fue baleada en su casa en Texas

El veredicto recae sobre Travis McMichael, quien asesinó a Ahmaud Arbery, de 25 años, así como contra su padre, Gregory McMichael, y su vecino William Bryan

El juez Walmsley calificó el asesinato de Arbery de “insensible” y dijo que ocurrió porque “se buscaba la confrontación”, en lo que se denomina crimen de odio. 

Tres hombres blancos sentenciados a cadena perpetua, sin la posibilidad de libertad condicional, en #Georgia #EEUU por el asesinato de #AhmaudArbery , joven afroamericano a quien “cazaron” y mataron con una escopeta mientras corría en 2020 por un barrio de la ciudad de Brunswick. pic.twitter.com/jOpifpVwlT

— Rolando Segura (@rolandoteleSUR) January 7, 2022 Antes de anunciar las sentencias, el juez pidió a la sala que se sentara en silencio durante un minuto para ilustrar “una fracción del tiempo estimado que Arbery estuvo corriendo aterrorizado por los hombres antes de que lo mataran”.

“Salió de su casa para salir a correr y terminó corriendo por su vida”, agregó el juez.

Sus abogados defensores trataron de obtener para ellos el beneficio de libertad condicional, pero el juez decidió que solo Bryan tendrá derecho a ser liberado de forma anticipada, mientras que Travis y Gregory McMichael deberán permanecer entre rejas por el resto de sus vidas.

Los McMichaels, padre e hijo, se armaron y persiguieron a Arbery en una camioneta después de verlo correr en su vecindario. Bryan, su vecino, se unió a la persecución en su camioneta y grabó un video de los sucedido en su teléfono celular.

Las sentencias están en línea con la solicitud de la fiscal Linda Dunikoski, quien recomendó que solo William Bryan tuviera la oportunidad de obtener la libertad condicional. 

Los padres y la hermana de Arbery, quienes hablaron antes de que se dictaran las sentencias, pidieron al juez que les diera a los hombres el castigo máximo permitido.

En noviembre, un jurado encontró a Gregory McMichael, de 66 años, a su hijo Travis McMichael, de 35, y a su vecino Bryan, de 52, culpables de asesinato, asalto con agravantes, encarcelamiento falso e intención criminal de cometer un delito grave.